miércoles, 21 de noviembre de 2007

Daños colaterales

Ya llevamos un par de semanitas viviendo Pili y yo en casa de sus padres. A parte de los problemas propios de los okupas (nada que objetar con los suegros, que me tratan como un príncipe), uno de los principales es el ordenador, que sigue empaquetado en alguna caja y la pérdida de una conexión a internet.
Mientras estaba en casa de mis padres, un buen samaritano me cedía parte de su ancho de banda, pero en casa de mis suegros, los vecinos no son tan generosos...
Por lo tanto, siento mucho no postear mas frecuentemente. Aun así, espero poder contaros alguna cosa, aunque sea con menos frecuencia que la deseada.
Por cierto, Victoria sigue creciendo.... ya falta un poco menos.
Saludos a todos y gracias por estar ahi...

1 comentario:

Nacho dijo...

Ánimo esférico!Oye, por aquí no llama nadie . . . como sigamos asía vas a tener que vivr con tus suegros hasta que Victoria sea mayor de edad . . .

Todo bien, no?

Nos vemos . . .

Mi galería en Flickr